Blogia
Juegos de Azar

Retrato de la Avaricia

Películas de casinos hay muchas. La legendaria “Casino” con De Niro, Pesci y Sharon Stone es todo un clásico del estilo de vida de Las Vegas en la década de los ochentas. Sin embargo, la mayoría pintan a los jugadores como viciosos y adictos al juego y normalmente su principal motivación es la vulgar avaricia.

Filmada en el 2008, 21, se inspira en hechos de la vida real de cinco estudiantes que le dan un giro al Black Jack. Los cinco estudiantes de M.I.T, con alto coeficiente intelectual, son contadores natos de cartas. Solamente necesitan que su profesor Micky Rosa les enseñe todas las manías que les serán de gran utilidad en los casinos de Las Vegas y Atlantic City.

Resulta refrescante ver a Kevin Spacey en el rol del profesor Rosa, pues encarna al perfecto sabelotodo, mente maestra de la operación. Todo va de maravilla y los estudiantes amasan su pequeña fortuna, hasta que la ambición de Rosa y de ellos mismos los lleva a toparse con un antiguo enemigo del profesor. El enemigo de Rosa les sigue la pista hasta que descubre su trama. Rosa tiene un roce con el personaje principal, Ben, aspirante a estudiante a medicina que se mete en este fraude con la meta concreta de poder afrontar la escuela de medicina de Harvard. Rosa le juega sucio y es el enemigo del susodicho el que le presta ayuda a Ben para salir del embrollo.

La película resulta interesante porque además de enfocar el lado glamoroso de Las Vegas y los Casinos en general, nos muestra el lado humano de los personajes. Cuando vemos que las motivaciones de los estudiantes para meterse en algo tan riesgoso son legitimas y, en ciertos sentido, nobles, es cuando nos podemos poner en los zapatos de ellos y lograr que la película nos resulte empática.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres